Los valores humanos constituyen la base de las personas.
Significado de los valores universales

Significado de los valores universales

¿Qué son los Valores Universales?

Son los principios que todas las personas deben poseer. Como los derechos sociales y económicos, educación, salud gratuitas, vivienda, vestimenta y transporte. El estado debe actuar de manera definitiva y decisiva, en la medida en que lo permitan los recursos nacionales, para proteger los derechos sociales y económicos de sus ciudadanos. Se debe prestar especial atención a las necesidades de las poblaciones vulnerables y a los sectores que históricamente han sido víctimas de la discriminación, como los niños, las mujeres, las personas mayores, las poblaciones indígenas, las minorías étnicas y los migrantes. Todas las personas tienen derecho a una participación política significativa. Todas las personas tienen derecho a la formación cultural y al desarrollo de la conciencia política. Las mujeres tienen derecho a participar plena y equitativamente en la sociedad. Todos los pueblos y naciones tienen derecho a la libre determinación. Todas las naciones tienen derecho a la soberanía y al desarrollo nacional autónomo. Todos los pueblos tienen derecho a la preservación de sus culturas y sus lenguas. La producción debe orientarse hacia la satisfacción de las necesidades humanas, y no debe ser impulsada por el mercado o los beneficios. Las formas ecológicas de producción deben desarrollarse rápidamente y los Estados deben actuar de manera definitiva y decisiva para proteger el medio ambiente. La proclamación de estos principios ha ido acompañada a menudo de denuncias de las potencias mundiales por su reiterada violación de los mismos. Así, los pueblos de la tierra han denunciado el colonialismo, el neocolonialismo, el imperialismo, las intervenciones en los asuntos políticos de las naciones y la imposición del proyecto neoliberal.

Mientras que el sistema mundial centrado en Europa formuló lo que Wallerstein (2006) llama un universalismo europeo, los movimientos de liberación nacional del Tercer Mundo durante los últimos setenta años han formulado un universalismo universal. La formulación del Tercer Mundo se ha basado en los movimientos populares de todas las regiones del mundo: la revolución democrático-burguesa, que afirmó los derechos y la igualdad de todos los hombres. Los movimientos socialistas que buscaban defender los derechos sociales y económicos. Los movimientos comunistas que desarrollaron los consejos obreros y campesinos y el principio de la democracia popular. Los movimientos de liberación nacional del Tercer Mundo, que proclamaron que no sólo los individuos, sino también las naciones y los pueblos tienen derechos, como los de verdadera soberanía, autodeterminación y preservación cultural. El movimiento de mujeres, que afirmó que los derechos democráticos pertenecen plena e igualmente a las mujeres; y el movimiento ecologista, que proclamó la necesidad de una relación armoniosa con la naturaleza. Al apropiarse de los valores morales occidentales, el movimiento del Tercer Mundo transformó su significado, expresándolos de forma complementaria entre sí y en un contexto definido por la dominación colonial y neocolonial.

Muchos de los valores humanos universales, pero no todos, han sido afirmados por gobiernos y líderes políticos del Norte. Pero a menudo los gobiernos y los líderes políticos del Norte se comportan cínicamente. A menudo ven los valores humanos universales como algo que debe ser proclamado pero no implementado. A menudo ven estas proclamaciones como útiles para pacificar el Sur rebelde o para satisfacer las demandas de ciertos sectores populares del Norte, pero evitan ponerlas en práctica. Pero en el Tercer Mundo, la afirmación de los valores humanos universales en las declaraciones formales de los organismos internacionales se toma en serio. Se considera un paso importante en la construcción de un sistema mundial más justo y democrático. Los gobiernos y movimientos del Tercer Mundo hacen repetidos llamamientos a los gobiernos del Norte y a las organizaciones internacionales para que respeten los principios a los que han dado su aprobación formal.

Deja un comentario

Cerrar menú